Acantosis Nigricans, Causas, Síntomas, Tratamiento Y Prevencion

La Acantosis Nigricans es un trastorno de la piel lo cual se caracteriza por zonas de la piel oscuras, con cambios de color aterciopelados en los surcos y los pliegues. En la gran mayoría de los casos, la acantosis nigricans afecta la ingle, las axilas y el cuello. Además de ello, esta misma afección puede engrosar la piel.

Este problema es más común en personas de ascendencia caribeña, africana e hispana, pero cualquier persona la puede padecer. Muchos individuos que desarrollan Acantosis nigricans, no presentan ningún otro signo y, por lo demás, están completamente sanos. Pero, debido a que la acantosis puede ser un síntoma de ciertos problemas médicos, siempre se recomiendo que la evalúe un especialista de la salud.

¿Qué es la Acantosis?

La Acantosis suele ser un trastorno de la piel que se caracteriza por la hiperplasia epidérmica difusa (engrosamiento de la piel). Esto enlaza un alto o mayor espesor de la capa de Malpighi o estrato espinoso, que en la gran mayoría de los casos se relaciona con un incremento del número de queratinocitos.

Es muy típica de las zonas del cuerpo forzadas a una fricción prolongada, como los pies o alrededor de los genitales.

Su forma más común suele ser la Acantosis nigricans o pigmentaria, lo cual es una variante que se caracteriza por una presencia pigmentada y que puede ser señal de algún tipo de disfunción en algún órgano, por lo general del tracto digestivo.

Síntomas de la Acantosis Nigricans

¿Qué es la Acantosis Nigricans o Pigmentaria?

La Acantosis Nigricans o también llamada Acantosis Pigmentaria es una condición que se caracteriza por pequeñas manchas que se manifiestan en ciertos lugares del cuerpo y se origina principalmente cuando existen altos niveles de insulina en el organismo. El exceso de insulina en la sangre, puede forjar que las células epidérmicas empiecen a reproducirse de improviso, y poco a poco día tras día la piel se torne más rugosa, gruesa, aterciopelada y emerjan manchas oscuras entre los pliegues de las axilas, el cuello, los codos, la ingle, las manos, las rodillas y los pies.

Si repentinamente usted nota manchas oscuras en su cuello, codos o rodillas es sumamente importante que acuda a su médico de cabecera inmediatamente, para proceder a realizar las pruebas necesarias que determinen si usted presenta elevados niveles de insulina en la sangre e intolerancia a la glucosa, de manera que, de ser así, pueda tomar las medidas que sean necesarias para disminuir o resolver el problema por completo.

Los niveles normales de insulina en el cuerpo oscilan entre 5 y 10 mlU/L, los niveles de insulina por encima de 10 mlu/L puede indicar resistencia a la insulina, y los niveles por encima de 25 mlU/L suelen indicar prediabetes. Al alto nivel de insulina en el organismo se le conoce como Hiperinsulinismo.

Síntomas de la Acantosis Nigricans

La Acantosis nigricans o pigmentaria por lo regular se manifiesta de una forma lenta y no causa ningún síntoma distinto a los cambios en la piel.

Lo que sí es cierto, es la visibilidad de la piel oscura y aterciopelada con marcas y pliegues que suelen aparecer en las axilas, en la ingle y en los pliegues del cuello, al igual que sobre las articulaciones de los dedos de las manos y de los pies.

En ciertas ocasiones, se pueden ver un poco afectados los labios, las palmas de las manos, las plantas de los pies u otras zonas. Dichos síntomas suelen ser más comunes en personas con cáncer.

Causas de la Acantosis Nigricans

La Acantosis se encuentra relacionada con:

  • Resistencia a la insulina. Muchas personas que presentan este tipo de problemas también se han vuelto resistentes a la insulina. La insulina es una hormona secretada por el páncreas lo cual permite que el cuerpo procese el azúcar. La resistencia a la insulina es lo que en definitiva causa la diabetes tipo 2.
  • Trastornos hormonales. La Acantosis nigricans o pigmentaria a menudo se origina en las personas que presentan trastornos como quistes ováricos, tiroides poco activa o problemas con las glándulas suprarrenales.
  • Determinados suplementos y medicamentos. Las dosis elevadas de píldoras anticonceptivas, niacina, prednisona y otros corticoesteroides pueden provocar Acantosis.
  • Cáncer. Esta afección también se produce en ciertas ocasiones con un linfoma o cuando un tumor canceroso comienza a crecer en un órgano interno, como lo es el estómago, el hígado o el colon.

Existen muchas otras posibles causas de dicho problema, lo cual incluye:

  • La enfermedad de Addison. Una condición que es provocada por la carencia de hormonas de la glándula adrenal.
  • Trastornos de la glándula pituitaria dentro del cerebro.
  • Hipotiroidismo (niveles bajos de la hormona tiroidea provocados por una reducción de la actividad de la glándula tiroidea).
  • Terapia de la hormona de crecimiento.
  • Algunos medicamentos para tratar el colesterol, incluyendo el ácido nicotínico.
  • Contraceptivos orales.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la Acantosis Nigricans?

Los factores de riesgo de desarrollar acantosis suelen ser los siguientes:

  • Raza. Ciertos estudios demuestran que, en los Estados Unidos, la acantosis nigricans es más común en los indígenas estadounidenses.
  • Obesidad. Cuanto mayor sea tu peso, el riesgo de desarrollar acantosis nigricans será más elevado.
  • Antecedentes familiares. Al parecer, algunos tipos de acantosis pigmentaria son hereditarios.

Tipos de Acantosis Nigricans

Se conocen cuatro tipos de Acantosis nigricans:

  1. Síndrome de Miescher. Es una manera hereditaria y benigna; se encuentra relacionada con la obesidad afectando a 2/3 de los adolescentes que superan el 200% de su peso ideal.
  2. Síndrome de GougerotCarteaud. Es también una forma benigna y posiblemente hereditaria, pero que se da en mujeres jóvenes.
  3. Pseudoacantosisnigricans. Es una manera juvenil benigna que se vincula a la obesidad y a las alteraciones endocrinológicas.
  4. Acantosis maligna. Es poco frecuente y se forma en el adulto asociado con regularidad a un tumor maligno interno, especialmente del tubo digestivo.

Diagnóstico de la Acantosis Nigricans

Es bastante sencillo reconocer la acantosis nigricans a simple vista. Posiblemente el médico decida realizar un análisis de resistencia a la insulina o diabetes para así confirmar si esa es la causa de origen. Entre estos análisis se hallan también las pruebas de glicemia o las pruebas de insulina en ayunas. Asimismo, el médico puede también revisar todos los medicamentos que usted toma para probar si constituyen un factor que contribuye a la afección.

Es sumamente importante informar sobre las vitaminas, los suplementos nutricionales o los suplementos de fisicoculturismo que consume además de los medicamentos recetados.

Pruebas y exámenes que se realizan

El médico de cabecera por lo regular puede diagnosticar la acantosis nigricans observando la piel. En casos pocos comunes, se puede necesitar una biopsia de piel.

  • Si no existe una causa clara de esta afección, el médico puede ordenar varios análisis. Estos análisis pueden incluir:
  • Análisis de sangre para verificar el nivel de azúcar en sangre.
  • Radiografías.
  • Endoscopia.

Complicaciones de la Acantosis Nigricans

Las personas que presentan Acantosis nigricans tienen muchas más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

Tratamiento para la Acantosis Nigricans

La Acantosis Nigricansno suele ser una enfermedad en sí; es un signo de otro padecimiento que puede necesitar atención médica. El tratamiento se centra, en gran medida, en afrontar la afección de origen. Si usted presenta sobrepeso, el médico le recomendará adelgazar. Además, es posible que le recete medicamentos para controlar el nivel de glucosa sanguínea.

Causas de la Acantosis Nigricans

Si el problema es originado por medicamentos o suplementos lo mejor será sustituirlos o suspenderlos. Generalmente, las manchas de piel con cambio de coloración desaparecerán si se halla la causa de origen y se logra controlarla.

Existen tratamientos cosméticos para los casos en los que las manchas son muy antiestéticas o causan un poco de vergüenza. Las manchas oscuras se pueden ocultar con de productos belleza o con productos recetados para aclarar la piel. Cabe destacar, que estos tratamientos no suelen ser tan efectivos como el tratar la causa de origen de la afección.

  • Losingweight. Si la Acantosis Nigricans es producida a causa de la obesidad, bajar de peso puede ser la mejor opción.
  • Suspende los suplementos o medicamentos. Si el problema parece estar vinculado al medicamento o al suplemento que consumes, tu médico de cabecera podría recomendarte que suspendas esa sustancia.
  • Sométete a una cirugía. Si la Acantosis Nigricans se originó a causa de un tumor canceroso, la extirpación quirúrgica del tumor suele hacer desaparecer el cambio de color de la piel.

¿Cómo eliminar las manchas ocasionadas por la Acantosis Nigricans?

Se recomienda acudir a un especialista en dermatología en cuanto se manifiesten las primeras manchas en la piel, ya que es síntoma de la Acantosis Nigricans. Los tratamientos para eliminar las manchas o blanquear la piel suelen ser efectivos pero las lesiones en la piel vuelven a aparecer si no se trata la causa que origina las manchas.

Por esta razón, el dermatólogo recomendará al paciente consultar a un endocrinólogo para poder tratar la enfermedad desde la raíz y no sólo los síntomas. Lo más importante es corregir la resistencia del cuerpo frente a la insulina y esto sólo se consigue con actividad física, dieta y medicamentos, en casos muy específicos. Si te preocupa la apariencia de la piel o si las lesiones resultan perturbadoras o comienzan a tener mal olor, tu médico podría recomendarte:

  • Antibióticos tópicos.
  • Jabones antibacterianos utilizados con suavidad, debido a que la fricción puede empeorar la afección.
  • Medicamentos orales contra el acné.
  • Terapia láser para reducir el espesor de la piel.

Prevención

Generalmente, si se mantiene un estilo de vida saludable, es posible prevenir la Acantosis Nigricans. Los pasos esenciales son controlar el régimen alimentario, perder peso y, en ciertos casos, ajustar los medicamentos que se encuentren contribuyendo a la afección. Llevar un estilo de vida mucho más sano también ayudará a disminuir los riesgos de tener otras enfermedades.

Compartir nos hace grandes. Sé grande y comparte

TAMBIEN DEBERIAS LEER

Deja un comentario