Pitiriasis Alba | Concepto, Tipos, Síntomas, Diagnostico Y Tratamiento

La pitiriasis alba es un trastorno cutáneo benigno frecuente que se presenta predominantemente en niños y adolescentes. El nombre se refiere a su apariencia: pitiriasis se refiere a su fina escala y alba a su color pálido (hipopigmentación). La mayoría de los pacientes tienen antecedentes de atopia y la pitiriasis alba puede ser una manifestación menor de dermatitis atópica.

Que es la Pitiriasis Alba

Se caracteriza por máculas y manchas mal definidas (o placas delgadas), de forma redonda u ovalada, a menudo con escamas leves y a veces con prurito leve. Inicialmente, las lesiones pueden ser levemente eritematosas y, con el tiempo, se hipopigmentan.

Se localizan más comúnmente en la cara (especialmente en las mejillas), los brazos y la parte superior del tronco; y son más notables en personas con tipos de piel más oscura. La exposición al sol acentúa las lesiones. Los pacientes y los padres a menudo se preocupan por la apariencia estética de las lesiones. La pitiriasis alba se resuelve espontáneamente, con un retorno gradual de la pigmentación normal de la piel. El tiempo para completar la resolución varía de varios meses a unos pocos años, aunque la mayoría de los casos se resuelven en un año. La tranquilidad, los corticosteroides tópicos de baja potencia y los emolientes leves son los pilares del tratamiento.

Causa o Etiología

No se ha identificado ninguna causa específica de pitiriasis alba. No es contagiosa y no se ha reportado ninguna etiología infecciosa. Es más común en individuos con antecedentes de atopia, aunque también puede ocurrir en individuos no atópicos. En muchos casos, se considera una manifestación menor de dermatitis atópica. Se cree que representa dermatitis no específica con hipopigmentación postinflamatoria residual. La histopatología muestra una disminución de la producción de melanina en las áreas afectadas. Los hallazgos asociados en algunos estudios incluyen glándulas sebáceas atróficas, anemia por deficiencia de hierro y niveles bajos de cobre en suero. La importancia de estos hallazgos y su relación con la pitiriasis alba es incierta.

Epidemiología

La pitiriasis alba es más común en niños de tres a 16 años de edad, con el 90% de los casos ocurriendo en niños menores de 12 años. Se estima que el 5% de los niños en los Estados Unidos pueden verse afectados. Los estudios han demostrado una mayor prevalencia en Egipto (18%) y Malí (20%).

Lee Tambien
Angioedema - Síntomas, Causas, Tipos Y Cómo Prevenirlo

La pitiriasis alba es más común en pacientes con antecedentes de atopia y se ha observado un ligero predominio masculino. No hay un claro predominio racial, aunque las lesiones pueden ser más notables en aquellos con tipos de piel más oscuros. La pitiriasis alba no es estacional, aunque la descamación puede ser peor en el invierno (como resultado del aire seco en los hogares) y las lesiones pueden ser más obvias en la primavera y el verano (como resultado de la exposición al sol y el oscurecimiento de la piel circundante). La pigmentación normal de la piel regresa espontáneamente, generalmente en un año.

Como se forma la pitiriasis alba

Las características microscópicas de la pitiriasis alba son las de una dermatitis leve, crónica e inespecífica con disminución de la producción de melanina. Se han descrito varias características histopatológicas inespecíficas. Estos incluyen hiperqueratosis, paraqueratosis, acantosis, espongiosis e infiltrados perivasculares. Aunque no existen criterios diagnósticos específicos, ciertas características en una muestra de biopsia tomada de una lesión cutánea característica sugieren el diagnóstico. Éstos incluyen melanina irregular o marcadamente reducida en la capa basal, ninguna disminución significativa en el conteo de melanocitos, y un número reducido de melanocitos activos con un número y tamaño reducido de melanosomas.

Signos y síntomas

Las lesiones de pitiriasis alba a menudo ocurren en la cara, siendo la mejilla un sitio particularmente común.  Inicialmente, el eritema puede ser conspicuo y se puede presentar una formación mínima de costras serosas en algunas lesiones. Las lesiones individuales se caracterizan de la siguiente manera:pitiriasis alba

Placas redondeadas, ovales o irregulares que son rojas, rosadas o de color de la piel y tienen escamas finas laminares o brandy con bordes borrosos

  • Usualmente 1-4 cm de diámetro
  • Los más comunes varían en número de 4 o 5 a 20 o más
  • Se encuentran en la cara, la parte superior de los brazos, el cuello o los hombros; las piernas y el tronco están menos comúnmente afectados; en aproximadamente la mitad de todos los pacientes, las lesiones se limitan a la cara.

Lee: Conoce Los Diferentes Tipos De Urticaria | Causas Y Tratamiento

Tipos de pitiriasis alba

Las variantes poco comunes de la pitiriasis alba son las siguientes:

Pigmentación pitiriasis: La lesión típica tiene una zona central de hiperpigmentación azulada rodeada por un halo hipopigmentado y ligeramente escamoso de ancho variable; las lesiones están generalmente confinadas a la cara y a menudo se asocian con infección dermatofítica. Esta entidad se encuentra típicamente en tipos de piel más oscura de Sudáfrica y el Medio Oriente.

Lee Tambien
Estrías | Factores De Riesgos, Causas, Prevención, Tratamiento

Pitiriasis alba extensa. Diferenciada de la forma clásica por el compromiso generalizado y simétrico de la piel, la ausencia de una fase inflamatoria previa, una proporción mayor entre mujeres y hombres y, histológicamente, la ausencia de espongiosis.

En la variante extensa, las lesiones son menos eritematosas, menos escamosas, más persistentes, asintomáticas y se observan con más frecuencia en el tronco y con menos frecuencia en la cara.

Aunque las lesiones iniciales de pitiriasis alba son levemente eritematosas, la etapa eritematosa puede pasar desapercibida. La presentación más común es asintomática (o ligeramente pruriginosa), lesiones hipopigmentadas, a menudo en la cara. Los antecedentes familiares o del paciente pueden incluir dermatitis atópica, rinitis alérgica o asma. Las lesiones pueden ser un hallazgo incidental en el examen físico, aunque la preocupación por la apariencia estética de las lesiones por parte del paciente o de los padres a menudo lleva a una consulta con un proveedor de atención médica. La hipopigmentación a menudo se hace más evidente con la exposición al sol (y el oscurecimiento de la piel circundante) durante la primavera y el verano.

Cuadro clínico

El examen físico revela múltiples máculas o parches hipopigmentados de forma redonda u ovalada (o pápulas y placas delgadas) con márgenes borrosos. Puede haber eritema leve y/o descamación. Las lesiones más comunes son de cuatro a 20, miden de 0.5 cm a 5 cm de tamaño, y están distribuidas predominantemente en la cara, el cuello, la parte superior de los brazos y la parte superior del tronco. Pueden estar presentes signos de dermatitis atópica, incluyendo un sarpullido eczematoso en la fosa poplítea o antecubital, eczema del pezón, quilitis y fisura infraauricular.

Diagnóstico

Se puede realizar un examen médico, como se indica a continuación, para excluir otras causas de hipopigmentación:

Examen con luz de Wood: puede ayudar a determinar la presencia de vitíligo, que brillará más intensamente y tendrá bordes con una demarcación más aguda.

Tinción de hidróxido de potasio (KOH) de un raspado cutáneo: será positiva si el paciente tiene tiña versicolor (también llamada pitiriasis versicolor), tiña facial o tiña corporal.

Biopsia de piel: generalmente no es necesaria o particularmente útil para establecer un diagnóstico de pitiriasis alba, pero puede estar indicada si el diagnóstico de micosis fungoide (linfoma cutáneo de células T) es una posibilidad significativa

Se puede realizar un examen médico, como se indica a continuación, para excluir otras causas de hipopigmentación:

Tratamiento

La pitiriasis alba se resuelve espontáneamente; el tratamiento consiste principalmente en un buen cuidado general de la piel y en educar a los padres de un paciente joven sobre la naturaleza benigna de este trastorno autolimitado. La terapia también puede incluir lo siguiente:

Lee Tambien
Esclerodermia | Tipos, Causas, Diagnostico, Tratamiento

Esteroides tópicos de baja potencia (p. ej., hidrocortisona 1%, desónido 0,05%): pueden ayudar con el eritema y el prurito asociados con las lesiones iniciales y pueden acelerar la repigmentación de las lesiones existentes; sin embargo, el uso debe ser limitado para evitar la atrofia cutánea a largo plazo y los cambios en los esteroides.

Pasta de alquitrán: Puede ser útil para lesiones crónicas en el tronco

Crema emoliente suave: Se utiliza para reducir la descamación de las lesiones, especialmente en la cara.

Fotoquimioterapia con Psoralen más luz ultravioleta A (PUVA): Puede utilizarse para ayudar a la repigmentación en casos extensos; la tasa de recurrencia es alta después de interrumpir el tratamiento.

Ungüento de tacrolimus 0.1% y crema de pimecrolimus 1%: Se ha reportado que son beneficiosos en el tratamiento de la pitiriasis alba.

Terapia con láser: El tratamiento con un láser excimer de 308 nm dos veces a la semana durante 12 semanas ha demostrado ser eficaz contra la pitiriasis alba.

Los pacientes y sus padres pueden estar tranquilos con respecto a la naturaleza benigna y autolimitada de la pitiriasis alba. Sin embargo, también se les debe hacer saber que su lenta resolución puede tomar de varios meses a unos cuantos años; aunque la mayoría de los casos se resuelven dentro de un año. Las zonas afectadas deben protegerse de la exposición al sol, ya que el oscurecimiento de la piel circundante puede empeorar el aspecto estético. Los esteroides tópicos de baja potencia, como la crema o el ungüento de hidrocortisona al 1%, pueden reducir el eritema y el prurito y acelerar la repigmentación.

Los emolientes suaves, como la vaselina y la crema de Eucerin, pueden reducir la descamación. El bloqueador solar puede ayudar a prevenir las lesiones de quemaduras solares y disminuir el oscurecimiento de la piel circundante.

También se ha informado que el tratamiento con inhibidores tópicos de calcineurina, como el ungüento de tacrolimus al 0,1% y la crema de pimecrolimus al 1%, son efectivos; sin embargo, debido a su alto costo, rara vez se indican.

El calcitriol, un análogo tópico de la vitamina D, mostró una eficacia comparable en comparación con el tacrolimus. Otras opciones de tratamiento, generalmente reservadas para casos extensos, incluyen psoraleno más fotoquimioterapia ultravioleta-A (PUVA) y fototerapia dirigida con un láser excimer de 308 nm.

Te interesara: Rosácea | Significado, Tipos, Causas, Síntomas, Diagnóstico, Tratamiento

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.