Rubefacción (Enrojecimiento de la piel) Causas, Complicaciones, Tratamiento

Rubefacción o enrojecimiento de la piel describe la sensación de calor y el rápido enrojecimiento del cuello, la parte superior del pecho o la cara. Con frecuencia se ven manchas rojas o manchas sólidas al sonrojarse.

El enrojecimiento ocurre como resultado del aumento del flujo sanguíneo. Cada vez que hay más flujo sanguíneo a un área de la piel (como las mejillas), los vasos sanguíneos se agrandan para compensar. Este agrandamiento es lo que da a la piel el efecto de “ruborización”.

La piel enrojecida es una respuesta física común a la ansiedad, el estrés, la vergüenza, la ira u otro estado emocional extremo. El rubor facial suele ser más una preocupación social que médica. Sin embargo, el enrojecimiento puede estar relacionado con un problema médico subyacente, como la enfermedad de Cushing o una sobredosis de niacina. Asegúrese de consultar con su proveedor de atención médica si tiene rubor o rubor recurrente en la piel.

¿Qué es rubefacción o enrojecimiento de la piel?

Rubefacción o enrojecimiento de la piel

Rubefacción o  enrojecimiento de la piel, es un enrojecimiento involuntario y temporal de la piel, generalmente de la cara. El enrojecimiento facial puede ir acompañado de enrojecimiento del cuello o del pecho. En general, el enrojecimiento resulta de la dilatación de los vasos sanguíneos debajo de la superficie de la piel. Aunque el rubor es similar al rubor, el rubor se refiere típicamente a un enrojecimiento más pronunciado de la cara que el rubor.

En la mayoría de los casos, el enrojecimiento ocurre como una respuesta normal del cuerpo a las circunstancias físicas, incluyendo el ejercicio, las temperaturas altas o el consumo de alcohol o alimentos picantes. Una variedad de estados emocionales, como enojo, excitación sexual o vergüenza, también pueden causar rubor. El enrojecimiento también puede ocurrir como resultado de cambios hormonales en la transición menopáusica, a menudo acompañados de sofocos, y en el embarazo.

Síntomas

El enrojecimiento también se observa en condiciones en las que el cuerpo está sobrecalentado, como fiebre, agotamiento por calor o insolación.

El rubor puede acompañar reacciones alérgicas y condiciones inflamatorias. En raras ocasiones, puede ser un síntoma del síndrome carcinoide, una afección en la cual un tumor produce hormonas que llevan a cambios vasculares y un rubor característico que es un sello distintivo de la enfermedad.

Ciertos medicamentos, como la niacina y los medicamentos utilizados para tratar la disfunción eréctil, pueden estar asociados con el enrojecimiento. El enrojecimiento por sí solo rara vez es un signo de una afección grave y, con mayor frecuencia, es una respuesta normal del cuerpo al estrés físico o emocional. Si el enrojecimiento está acompañado de síntomas como dificultad para respirar o dolor en el pecho, busque atención médica inmediata.

Busque atención médica inmediata si tiene enrojecimiento junto con fiebre. Si el enrojecimiento es persistente o le causa preocupación, comuníquese con un profesional médico.

¿Qué otros síntomas pueden ocurrir con el rubor?

El enrojecimiento puede estar acompañado de otros síntomas, dependiendo de la enfermedad, trastorno o afección subyacente que lo causa. Los síntomas que afectan con frecuencia a la piel, como el enrojecimiento, también pueden afectar a otros sistemas del cuerpo.

Síntomas faciales que pueden ocurrir junto con el enrojecimiento

El enrojecimiento de la cara puede acompañar a otros síntomas que afectan la piel del rostro, como el desarrollo de granos o nódulos en la rosácea. Estos síntomas incluyen

  • Manchas o irregularidades en la apariencia de la piel
  • Sensación de calor
  • Picazón en la piel
  • Granos o ampollas en la piel
  • Sudoración

Otros síntomas que pueden ocurrir junto con el enrojecimiento

El enrojecimiento puede acompañar los síntomas relacionados con otros sistemas corporales, incluyendo:

  • Ansiedad
  • Cambio en el nivel de conciencia
  • Diarrea
  • Mareos
  • Cansancio
  • Fiebre y escalofríos
  • Síntomas similares a los de la gripe (fatiga, fiebre, dolor de garganta, dolor de cabeza, tos, dolores y molestias)
  • Palpitaciones cardíacas (la sensación de latidos cardíacos omitidos)
  • Sofocos
  • Sudoración profusa
  • Frecuencia cardíaca rápida (taquicardia)

También te puede interesar leer:Sicosis (trastorno psicodermatológico): Causas, Síntomas, Tratamientos

Causas

Rubefacción o enrojecimiento de la piel, también llamado “plétora”, ocurre cuando los vasos sanguíneos debajo de la superficie de la piel se dilatan por cualquier razón.

Este proceso puede ocurrir como una respuesta normal a emociones intensas, como la vergüenza, la ira, la culpa, la ansiedad o el estrés. El enrojecimiento también es una respuesta normal a estímulos o eventos físicos, como la excitación sexual, las altas temperaturas ambientales, el ejercicio o el consumo de ciertos alimentos y alcohol.

Causas cotidianas de la irrigación

El rubor es la forma en que el cuerpo responde a muchas condiciones cotidianas o estados corporales normales, incluyendo:

  • Consumo de alcohol
  • Ejercicio
  • Altas temperaturas ambientales
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Menopausia
  • Embarazo
  • Cambios rápidos de temperatura
  • Despertar sexual
  • Comidas picantes
  • Emociones fuertes

Causas graves o potencialmente mortales de rubefacción

En algunos casos, el enrojecimiento puede ser un síntoma de una afección grave o potencialmente mortal que debe evaluarse inmediatamente en un entorno de emergencia. Estas condiciones incluyen:

  • Anafilaxia (reacción alérgica potencialmente mortal)
  • Ataque cardíaco (infarto de miocardio)
  • Preguntas para diagnosticar la causa del lavado

Otras causas

El enrojecimiento también puede ser causado por afecciones médicas que se localizan en la piel o que pueden afectar a todo el cuerpo, incluso:

  • Síndrome carcinoide (grupo de síntomas causados por un tumor que secreta hormonas y otras sustancias biológicamente activas)
  • Policitemia (aumento de la cantidad de glóbulos rojos circulantes)
  • Fiebre
  • Apoplejía o agotamiento por calor
  • Hipertiroidismo (tiroides hiperactiva)
  • Mastocitosis (acumulación de un tipo de células inflamatorias, llamadas mastocitos, en los tejidos corporales)

Causas alérgicas

El rubor es la forma en que el cuerpo responde a muchas condiciones cotidianas o estados corporales normales, incluyendo:

  • Alergia a medicamentos, como la penicilina o la codeína
  • Alergia alimentaria
  • Fiebre del heno o reacción alérgica a la caspa de los animales, al polvo, a los cosméticos o al polen
  • Alergia a los insectos, como la picadura de una abeja

Complicaciones

Rubefacción

Síntomas graves que podrían indicar una afección potencialmente mortal

En algunos casos, el enrojecimiento puede ocurrir con otros síntomas que podrían indicar una afección grave o potencialmente mortal que debe ser evaluada inmediatamente en un entorno de emergencia. Busque atención médica inmediata si usted o alguien con quien esté tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor en el pecho, opresión en el pecho, presión en el pecho, palpitaciones
  • Fiebre alta (más de 101 grados Fahrenheit)
  • Problemas respiratorios o respiratorios, como falta de aliento, dificultad para respirar, dificultad para respirar, dificultad para respirar, sibilancias, no respirar o asfixia
  • Hinchazón de la cara, labios o lengua

Complicaciones potenciales de el Rubefacción

El enrojecimiento rara vez es un síntoma de una afección médica grave. Ocasionalmente, el enrojecimiento se observa en enfermedades que pueden tener complicaciones graves o a largo plazo. Por ejemplo, el síndrome carcinoide, una causa poco frecuente de ruborización, puede llevar a complicaciones, incluyendo:

  • Diarrea
  • Sangrado u obstrucción gastrointestinal
  • Pérdida de peso

El enrojecimiento también puede ser un síntoma de otras afecciones médicas graves o potencialmente mortales, como shock anafiláctico o ataque cardíaco. Si no se tratan, estas condiciones pueden llevar a complicaciones, incluyendo:

  • Coma
  • Insuficiencia cardíaca
  • Choque

Preguntas necesarias para el diagnostico

Para diagnosticar su condición, su médico o profesional de la salud autorizado le hará varias preguntas relacionadas con su rubefacción, incluyendo:

  • ¿Cuánto tiempo ha estado presente su ruborización?
  • ¿Está experimentando algún otro síntoma?
  • ¿Con qué frecuencia experimenta ruborización?
  • ¿Empeora el enrojecimiento después de consumir alcohol o alimentos específicos?
  • ¿Está empeorando su ruborización o se está haciendo más frecuente?
Compartir nos hace grandes. Sé grande y comparte

TAMBIEN DEBERIAS LEER

Deja un comentario